Biblioteca de Filosofía en la Red
Índice
Imprimir

Epojé

Epojé (del griego ἐποχή) se refiere a la suspensión del juicio, una especie de pausa mental en la cual se evita realizar aserciones o negaciones acerca de la realidad percibida. Originada en la escuela escéptica antigua, la epojé se erige como una herramienta para evitar la precipitación y el error en el juicio.

Encuentra sus raíces en la filosofía helenística, particularmente en las enseñanzas de Pirrón de Elis y sus seguidores escépticos. Estos filósofos argumentaban que, dada la naturaleza contradictoria de las apariencias y opiniones humanas, lo más prudente era abstenerse de emitir juicios definitivos sobre cualquier cuestión.

La epojé se aplica suspendiendo el juicio ante la multitud de impresiones que se presentan a la mente. Al hacerlo, el escéptico busca alcanzar un estado de ataraxia (imperturbabilidad o paz mental), evitando así el sufrimiento y la turbación que pueden surgir de creencias erróneas o contradictorias.

En la modernidad, el concepto resurge en la fenomenología, particularmente con Edmund Husserl. En este contexto, se refiere a la suspensión de todas las creencias preconcebidas acerca del mundo, permitiendo a los fenomenólogos observar las cosas ‘en sí mismas‘, sin las interpretaciones y suposiciones habituales que podrían nublar su comprensión.

Importancia en
el pensamiento filosófico

La epojé no es simplemente un concepto abstracto, sino una práctica que ha influenciado profundamente el pensamiento occidental. Pone de manifiesto la necesidad de un escrutinio cuidadoso, una mente abierta y una postura reflexiva ante la realidad. Además, desafía la idea de que es posible tener un conocimiento absoluto y certero de las cosas.

error: Content is protected !!