Biblioteca de Filosofía en la Red
Índice
Imprimir

La falacia del Tercio Excluso

La falacia del tercio excluso, también conocida como la falacia de falso dilema o falso binarismo, es un error lógico que se produce cuando se argumenta que existen únicamente dos opciones o posibilidades mutuamente excluyentes, ignorando otras alternativas viables o intermedias. Este tipo de falacia es particularmente común en discursos y argumentaciones, donde se busca limitar el espectro de soluciones o perspectivas sobre un tema, presionando al interlocutor a elegir entre dos opciones extremas sin considerar la existencia de matices o posiciones adicionales que podrían ser más adecuadas o veraces.

Ejemplo

Un ejemplo clásico de la falacia del tercio excluso podría ser el argumento: “O estás con nosotros, o estás contra nosotros“. Esta dicotomía ignora la posibilidad de que una persona pueda estar de acuerdo con algunos aspectos de un argumento y en desacuerdo con otros, o que simplemente no tenga una posición definida.

Análisis filosófico

Desde un punto de vista filosófico, la falacia del tercio excluso revela una simplificación excesiva del complejo espectro de posibilidades que caracteriza a la mayoría de las cuestiones éticas, políticas, sociales y científicas. Al reducir indebidamente la realidad a dos opciones, se subestima la riqueza y la diversidad de perspectivas que pueden contribuir a un entendimiento más profundo y matizado de los problemas.

La falacia se opone directamente al principio lógico del tercero excluido (o ley del medio excluido), un axioma que establece que para cualquier proposición, o bien esta es verdadera, o bien su negación es verdadera. Sin embargo, la aplicación incorrecta de este principio en contextos donde las opciones no son exhaustivas ni mutuamente excluyentes conduce a la falacia.

Para estudiantes y académicos, comprender esta falacia es crucial para desarrollar habilidades de pensamiento crítico, permitiendo identificar y desafiar argumentaciones que busquen coartar el debate o la exploración de alternativas. Además, su estudio es fundamental en cursos de lógica, filosofía del lenguaje y retórica, donde se analizan las estructuras y los límites del razonamiento humano.

Imagen | Unsplash

error: Content is protected !!