fbpx
Biblioteca de Filosofía en la Red
Índice
Imprimir

Proceso dialéctico

Para Hegel, el proceso dialéctico es un proceso circular y dinámico desarrollado en tres momentos o fases y movido por el principio de la contradicción. Esta tríada dialéctica refleja la realización dinámica de la razón absoluta, esto es, de la Idea. Los tres momentos del proceso dialéctico se corresponden con las expresiones de abstracto, negativo y concreto.

El primer momento (abstracto) se corresponde con el estar en sí. Es el momento de la posición abierta a la inmediatez y situada en la indeterminación: la revelación del aspecto abstracto que es accesible al entendimiento; el ser es visto como identidad, pero no en su totalidad. Ocurre entonces que, haciendo uso de la razón, lo que está en sí sale de sí y se niega a sí mismo en lo otro, llegándose así al segundo momento (negativo) que se corresponde con el ser para sí. Se produce la negación o contradicción del primer momento, provocándose una auto-escisión, una alienación u objetivación. El tercer momento (concreto) se corresponde con el ser en y para sí: el Ser real, la Totalidad que ha sido alcanzada por la razón. Se produce la negación de la negación, llegándose a la superación (no a la negación de la antítesis) y, en definitiva, a la auto-reconciliación del ser.

Revisión | Lic. en Filosofía Ramón González

Imagen | Wikipedia

error: Content is protected !!