Biblioteca de Filosofía en la Red
Índice
Imprimir

Pensamiento crítico

El filósofo español José Carlos Ruiz sostiene que “el pensamiento crítico es el utensilio que trae nuestro ADN para saber interpretarnos a nosotros, a las demás personas, a las circunstancias que nos configuran, tanto a nosotros como a los demás, unido al conocimiento del contexto en cada momento” (p. 67). De forma que todas las personas hemos nacido con la predisposición para pensar críticamente, teniendo en cuenta la reflexión sobre la realidad que nos rodea. El pensamiento crítico es clave para tener una actitud reflexiva ante la agilidad de hiperconexión a la que estamos sometidos constantemente. Previene de la apatía mental porque nos permite pensar sobre nuestra realidad con mayor claridad, por eso es un imperativo desarrollar en nuestros estudiantes el pensamiento crítico desde edades tempranas con la finalidad de estar alertas ante la hiperestimulación de las pantallas y detenerse a reflexionar sobre su accionar sobre su determinado contexto. La reflexión es un proceso complejo que requiere de ciertos elementos como la concentración en un tema específico. Para reflexionar, el sujeto debe estar en una pasibilidad que le permita conectarse consigo mismo.

Es verdad que vivimos en una sociedad donde se sostiene que la conexión digital es mucho mejor que la personal, dado que te permite interactuar con más personas en el menor tiempo posible, sin embargo, esta interacción no es real, sino que está a base de algoritmos que van midiendo nuestra capacidad de ansiedad frente a las pantallas, frente a esto es necesario que se enseñe en las escuelas a pensar críticamente, teniendo en consideración el asombro, la curiosidad y el cuestionamiento, tal como lo sostiene Ruiz (2020). Porque el asombro es la capacidad innata de los niños para maravillarse por todo lo que les rodea, pero a medida que van creciendo o adentrándose en la escuela, van dejando de lado esta capacidad innata en todos los seres humanos, es lo que nos permite conocer de forma primaria. Pero también la curiosidad nos invita a no quedarnos con lo que nos enseñaron, por el contrario, nos permite ir más allá de lo que nos muestran los maestros o padres. Si los niños son curiosos y los padres junto a los maestros perseveran en la preservación de esta capacidad entonces estaremos formando personas con capacidad para aprender y no dar por absoluto el conocimiento que van adquiriendo. Finalmente, el cuestionamiento es la forma en que los estudiantes se preguntan sobre su realidad circundante, de manera que no están sometidos a lo absoluto, sino que todo lo pasan por la duda que les permiten pensar bajo una actitud crítica y reflexiva.

Bibliografía

Ruiz, J. C. (2020). El arte de pensar para niños. La generación que cambiará el mundo. Ediciones Toromítico.

Imagen | Unsplash

error: Content is protected !!